PARTO EN AGUA

La tecnica

Hasta los 4cm. de dilatación no se diferencia en general de la conducción de otro trabajo de parto, no se realiza el rasurado, si la enema, se la estimula a caminar y a poner en práctica las posiciones en cuclillas y verticales enseñadas, se trata que esté acostada lo menos posible.

Ingreso a la tina con 4-7cm. de dilatación y franco trabajo de parto, la misma debe tener el agua a 37ºC. Ahí disfruta tus contracciones y muévete ligeramente en libertad en esta agua tibia que te deja relajar y descansar. La posición de pujo puede ser variable dentro de la tina.

El control de latidos fetales se efectúa con amplificador de latidos adaptado para el medio acuático. El nacimiento se produce completamente bajo el agua, el tiempo de inmersión completa es corto y es evaluado teniendo en cuenta las condiciones del recién nacido (Apgar).

Cubra cualquier parte expuesta del bebé (hombros, cuello) con un paño de forma que el bebé no se enfríe. Acune al bebé en sus brazos en una posición vertical o semi-vertical, pecho con pecho preferiblemente. La costumbre de aspirar (succionar) no es necesaria, y puede ser traumática. La aspiración (succión) del bebé debe hacerse solamente si el bebé jadea o parece no poder respirar debido al moco.

Aunque los bebés todavía reciben el oxígeno del cordón umbilical después de salir del cuerpo de la madre (muchas veces más de cinco minutos), el fluir de oxígeno puede parar después de dos o tres minutos. Se estimula al recién nacido a mamar en forma inmediata para facilitar el posterior amamantamiento. Con la salida del niño de la tina se evacua la misma y la mujer expulsa de manera espontánea la placenta y luego de secarse pasa a la cama.